Mincetur > Noticias > Un turismo para incluir

Un turismo para incluir


  • Artículo elaborado por Magali Silva, Ministra de Comercio Exterior y Turismo.

En los últimos años hemos logrado que el turismo sea incluido en la Agenda Nacional como un movilizador de empleo y como una actividad que ayude a las familias a salir de la pobreza  mediante la sostenibilidad de sus ingresos.

Hemos articulado todos nuestros instrumentos ejecutando políticas y estrategias que permitan el desarrollo de un turismo en el que se incluya a emprendedores rurales, artesanos y pequeñas empresas y negocios, trabajando de la mano con  las autoridades subnacionales, gremios y asociaciones  en cada región del país.

Vamos camino a los 4 millones de turistas, habiendo crecido más de 40% al finalizar este Gobierno. Con ¿Y tú qué planes? logramos motivar a las familias peruanas  a viajar y  buscar conocer su país  gracias a que  las empresas del sector entendieron que ofreciendo servicios de calidad y a menores precios obtenían más visitantes. Al finalizar el 2015, casi todas las regiones recibieron más visitantes tanto nacionales como extranjeros y las que no lo  hicieron, están camino a verlo este 2016.

Presentamos una nueva metodología, la de escuchar a las regiones y entender que era una tarea conjunta construir más y mejor infraestructura y prepararnos para recibir a más turistas con los estándares más exigentes de calidad, de la mano con nuestro nuevo enfoque del Centro Nacional de Formación Turística que recibió 850 becas del Ministerio de Educación para las familias con menores recursos. Dejamos 75 nuevos productos turísticos  que el día de hoy representan nuevos destinos en cada región.

Creamos nuevos programas como “Al turista lo Nuestro”,  “De mi Tierra un Producto”, “Turismo Social” y  “los Tambos Turísticos”.  Potenciamos  y reenfocamos programas  existentes como el del Turismo Rural Comunitario  y el Programa de Desarrollo del Sector Artesanal. La inversión total supera los S/. 50 millones en la gestión 2011-2016, habiendo beneficiado de manera directa e indirecta a más 200 mil pobladores a nivel nacional.

El programa “Al Turista Lo Nuestro” promovió la incorporación directa de productos y servicios regionales dentro de la cadena de valor del turismo  habiendo contribuido así al desarrollo sostenible de la actividad turística, en tanto que “De mi tierra un producto”, inspirado en la filosofía japonesa “Un pueblo, un producto”, buscó posicionar a una localidad a través del reconocimiento de un producto emblemático. Esto permitió articular la producción local y los servicios brindados al turista, logrando que el beneficio económico que provee el turismo se amplíe a más sectores de la población de manera directa e indirecta.

De otro lado, Turismo Social ha sido uno de los últimos programas en lanzarse y busca promover el acercamiento de los ciudadanos de escasos recursos o grupos excluidos a los lugares turísticos del país, iniciativa que se sostiene gracias a las alianzas público –privadas. Empezamos con niños en edad escolar de las zonas periféricas de Lima en alianza con el Ministerio de Educación.

En convenio con el Ministerio de Vivienda y Construcción  implementamos la estrategia de Turismo Rural Comunitario en el Programa Nacional de Tambos, mediante el aprovechamiento de elementos rurales como festividades, productos agrícolas, pecuarios y artesanía y través de talleres de capacitación en manejo empresarial de servicios, capacitación para la mejora del patrimonio gastronómico y rescate de insumos locales, así como el proceso de mejora de la artesanía local.

El Repotenciamiento del Programa Turismo Rural Comunitario,  que ofrece experiencias vivas aprovechando adecuadamente el talento humano y los elementos únicos del entorno rural, se visibilizó cuando por unanimidad se eligió al Perú como Presidente de la Comisión Interamericana de Turismo de la OEA  por el período 2016-2017, esto durante el XXIII Congreso Interamericano de Ministros y Altas Autoridades de la OEA,  reconociéndose  la importancia del turismo rural comunitario en la región para combatir la pobreza extrema y promover el crecimiento económico con inclusión social.

Con el Programa de Desarrollo del Sector Artesanal hemos  triplicado el número de artesanos formalizados en el país pasando de 19 mil a más de 55 mil  en todo el país, buscando  incrementar su competitividad a través de capacitaciones permanentes, y lograr  su reconocimiento y posicionamiento en el ámbito local.  Para lograr este objetivo también reequipamos los Centros de Innovación Tecnológica de Artesanía y Turismo (CITE) y los conectamos con los mercados nacionales e internacionales.

Estamos convencidos  que un Turismo para Incluir no sólo valora nuestra identidad como un  país llamado a convertirse en una potencia turística, sino que también se convierte  en una política pública llamada a distribuir mejor los beneficios de una actividad que va en ascenso.

 

Publicado en el Diario El Peruano  (29/05/16)

Enlaces de Interés