Mincetur > Noticias > Carta del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo al Diario La República

Carta del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo al Diario La República


nuevo_logo_mincetur

San Isidro, 07 de Julio 2015
OFICIO Nº 247 -2015-MINCETUR/VMCE

Señor
GUSTAVO MOHME SEMINARIO
Director
Diario La República
Presente.-

Sr. Director:

En relación a la información sobre el fármaco Atazanavir aparecida hoy en el diario de su dirección, tanto en la portada como en la página 11 (“Perú pagará 20 veces más por fármaco para VIH”, “Mincetur y MEF obligan a pagar 20 veces más por un fármaco vital”), queremos hacer las siguientes precisiones:

Resulta infundada y tendenciosa la nota que presenta a los Ministerios de Economía y Finanzas, Justicia y Comercio Exterior y Turismo como supuestos opositores del acceso universal de los peruanos a los medicamentos.
Su diario afirma que dichas entidades “obligan a pagar 20 veces más por un fármaco vital” y que la razón de todo ello sería la oposición de los mencionados tres ministerios al otorgamiento de una licencia obligatoria con el fin de liberar por anticipado la patente del Atazanavir para que este medicamento sea fabricado por laboratorios distintos que el laboratorio propietario de la patente.
En principio, es preciso señalar que la participación del Mincetur en la elaboración de normativas de otros sectores del Poder Ejecutivo se realiza en el marco de nuestras competencias a través de comentarios dirigidos estrictamente a garantizar el respeto a los procedimientos y compromisos internacionales asumidos por el Perú. Las competencias con respecto a las políticas de salud pública, las regulaciones y su debido sustento, así como el abastecimiento oportuno de medicamentos en los establecimientos públicos, corresponden al Ministerio de Salud.

Sobre el acceso de los pacientes de VIH al Atazanavir, resulta necesario precisar que, según el Ministerio de Salud, todos los pacientes registrados que requieren el medicamento lo reciben gratuitamente en las instituciones públicas de salud. Asimismo, el presupuesto público nacional de salud supera los US$ 4 000 millones anuales, de los cuales se destinan alrededor de US$ 10 millones al año para la compra de Atazanavir, es decir, el 0,25% del total.

Sobre las razones de las diferencias de precio, la nota refiere que Brasil paga la décima parte del precio que el Estado peruano (en realidad es la cuarta parte), sin explicar a los lectores de su diario que la diferencia se debe fundamentalmente a que el mercado brasilero es significativamente más grande que el peruano. De otro lado, en el caso de Bolivia, no se comercializa el mismo producto, sino un genérico, por lo cual comparar sus precios con los del Perú no resulta técnicamente adecuado.
Por otro lado, la problemática del acceso a medicamentos abarca también un marco jurídico del cual el país forma parte y que, como es natural, va más allá de las consideraciones netamente presupuestarias y de precios.

Para que un país permita la fabricación de un fármaco bajo una licencia obligatoria deben cumplirse algunas condiciones esenciales que justifiquen su autorización. Según el Artículo 40 del Decreto Legislativo 1075, que complementa la Decisión 486 de la Comunidad Andina: “Previa declaratoria, mediante decreto supremo, de la existencia de razones de interés público, de emergencia o de seguridad nacional, esto es, emergencia nacional u otras circunstancias de extrema urgencia o en casos de uso público no comercial; y solo mientras estas razones permanezcan, en cualquier momento se podrá someter la patente a licencia obligatoria. En tal caso, se otorgarán las licencias que se soliciten (…)”.

Disposiciones equivalentes ofrece el Artículo 31 del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de la Propiedad Intelectual Relacionados al Comercio (ADPIC) de la OMC. Tanto el Perú como Estados Unidos (país al que pertenece el laboratorio fabricante del Atazanavir) son miembros de la OMC desde 1994.

Por otro lado, resulta importante recordar que la patente del Atazanavir otorgada por INDECOPI vencerá en enero de 2019 en el mercado peruano, lo que permitirá que los laboratorios nacionales puedan fabricar el producto genérico de dicho medicamento o se pueda importar procedente de otros países.

El Estado peruano defiende los intereses, los derechos y el bienestar de todos los peruanos en su conjunto, no los de un laboratorio o fabricante en particular. Sin perjuicio de ello, otorgar una licencia obligatoria que no se encuentre debidamente sustentada constituiría una mala señal con relación a la predictibilidad y seguridad jurídica de nuestro sistema interno y al respeto de nuestros compromisos internacionales.

La política del Perú es promover el acceso universal a medicamentos y las políticas de competencia en el mercado farmacéutico, a la vez que se protegen los derechos de propiedad intelectual, equilibrando derechos y obligaciones.

Cuando se reduce la protección efectiva de la propiedad intelectual sin un sustento adecuado de las razones de interés público, de emergencia o de seguridad nacional –que la misma ley peruana prescribe–, se desalienta el desarrollo local y el ingreso de productos innovadores.

Finalmente, el Mincetur es respetuoso de las leyes y de las competencias sectoriales, a la vez de tener como práctica fundamental la coordinación estrecha con todas las instituciones públicas en las materias que requieren nuestra participación.

Atentamente,

EDGAR VÁSQUEZ VELA
Viceministro de Comercio Exterior
cc.

•Carlos Castro, Subdirector
•Rumi Cevallos, Editor de Economía
•Juan Álvarez, Editor de Política

Galería de Fotos
www.twitter.com/MINCETUR
www.facebook.com/minceturperu
www.gplus.to/MINCETUR
www.youtube.com/RSMINCETUR

Enlaces de Interés