Turismo > PENTUR > Documento PENTUR > Descripción turística del Perú

Descripción turística del Perú
 

1. Variables económicas y tendencias del mercado

A. Variables Económicas
La medición económica del turismo en el Perú está a cargo de la OGIE, que realizó la primera medición integral de las variables de turismo y su impacto en la economía en el año 2001 y cuyo trabajo más importante actualmente es la actualización de la Cuenta Satélite de Turismo (CST). Por su parte, Promperú realiza investigaciones del mercado turístico con la finalidad de identificar perfiles y medir la satisfacción de los turistas nacionales y extranjeros.

Para el desarrollo de la CST (2001) se midió el flujo de turistas y excursionistas. Esta medición mostró que el flujo de turistas internos fue casi 18 veces el del receptivo y que el flujo de turismo receptivo fue solo 1,1 veces el del turismo emisivo. Así, debido a que todavía no se actualiza la CST de 2002, solo se conoce que el flujo de turistas receptivos en 2007 llegó a 1,8 millones, 82% más que en el año 2002. A partir de esta información se puede proyectar que, de mantenerse esta tasa de crecimiento (13% promedio anual), la llegada de turistas podría ser de 3,3 millones en 2013.

De acuerdo con la CST (2001), el 28% del consumo turístico receptivo fue realizado por turistas de negocios y el resto por turistas con otros motivos de viaje (recreación, salud, familiar, conferencias, religión y seminarios). Por su parte, el turista de negocios interno representa solo el 9% del consumo turístico interno. De este modo, si bien el consumo turístico interno es 2,4 veces el receptivo, el consumo turístico per cápita receptivo es seis veces el interno. Debido a que actualmente la CST se está actualizando, se recurre a las encuestas de Promperú para calcular el gasto del turista extranjero (de US$ 983 dólares en 2007). Por otro lado, llama la atención que el consumo receptivo, aquel que se realiza a proveedores nacionales, esté cercano al consumo emisivo, aquel que se realiza a proveedores no residentes (por ejemplo, compra de paquetes turísticos a empresas extranjeras, servicios de alojamiento y alimentación a empresas en el exterior, etcétera).

Por el lado de la oferta turística, la actividad representó el 3,3% del PBI según la CST (2001). En este sentido, los servicios de alojamiento y alimentación, seguidos por los de transporte, son las actividades que aportan mayor proporción a la producción bruta destinada a los turistas (35,2% y 32,8%, respectivamente) y al PBI turístico (36,7% y 27%, respectivamente), medido por su valor agregado. Si bien el dato es de 2001, todavía se puede afirmar que estas actividades son las más importantes. En cuanto al sector real, se tiene que los números de establecimientos de hospedaje, habitaciones y plazas-cama crecieron 0,4%, 1,3% y 1,3% en 2007, respectivamente.

Para medir el empleo, la CST (2001) estimó 251.143 empleos directos generados por las ramas de turismo: 127.121 asalariados y 124.022 no asalariados. La actividad generadora de mayor empleo es la de restaurantes y similares (94.883 donde 26.441 son asalariados y 68.442 son no asalariados). De este modo, si se aplica el multiplicador de 1,81 a la cifra de empleo directo obtenida en la CST, se obtendrá que el total de empleo generado en 2001, incluyendo el empleo indirecto, fue de 454.568.

En 2007, el turismo receptivo ocupó el tercer lugar en la generación de ingreso por divisas en el Perú (US $2.222 millones), luego del sector minero (US $17.328 millones) y del sector petróleo y derivados (US $2.248 millones), estos últimos fuertemente afectados por los precios internacionales. Superó a las exportaciones de textiles (US $1.730 millones) y a las pesqueras (US $1.456 millones).

Mientras que el sector Economía y Finanzas recibió en promedio el 31,71% del Presupuesto Nacional entre 2003 y 2006, Comercio Exterior y Turismo obtuvo solo 0,36% para el mismo periodo. Sin embargo, el presupuesto de este sector creció a una tasa promedio de 16% anual (el Presupuesto Nacional y el de Economía y Finanzas aumentaron en 5% y 6% anual, respectivamente). Este crecimiento se explica principalmente por los ingresos de la Ley 27889, a partir de 2003, así como por los ingresos por créditos suplementarios. Aún así, el sector Comercio Exterior y Turismo es parte del último tercio en el ranking de asignación del presupuesto del Estado.

De este modo, el presupuesto destinado a Turismo, a través del Programa 042, se distribuyó en el periodo 2003–2007 de la siguiente manera: Dirección de Turismo de Promperú (62%), Viceministerio de Turismo (27%) y Plan Copesco (10%). Cabe mencionar que hasta 2005 lo recaudado por la Ley Nº 27889 se dividía en 80% para Promperú y 20% para Plan Copesco y que a partir de 2006 la nueva distribución es de 70% y 30% respectivamente.

El Plan Copesco Nacional ejecuta los proyectos orientados al desarrollo del producto turístico en función del Plan Anual de Inversiones 2007-2013, el cual ha sido aprobado por el Comité Especial del Fondo de la Ley 27889 y cuya inversión ejecutada en el periodo 2003-2008 asciende a S/. 119,7 millones de soles.

Los destinos de las macrorregiones Norte, Amazonas, La Libertad y Lambayeque recibieron la mayor cantidad de estas inversiones. La fuerte concentración de inversiones en la región Amazonas se debió principalmente a la puesta en valor y acondicionamiento de la Fortaleza de Kuélap y el Valle del Alto Utcubamba, tendencia que se mantendrá en los próximos años. Por su parte, en la macrorregión Sur se ha priorizado el desarrollo de los destinos turísticos Cusco, Puno y Arequipa. Por último, Lima Provincias (Caral, Pachacámac, Lurín, entre otros) y la Sierra Central (Bosque de Huayllay en Pasco) fueron los destinos priorizados por el fondo en la macrorregión Centro.

Por otro lado, los gobiernos regionales muestran una incipiente capacidad para ejecutar inversiones, ya que en 2006 y 2007 mostraron un grado de ejecución relativamente bajo con respecto a los presupuestos destinados a proyectos de inversión pública. Una de las causas más importantes de este problema es la falta de personal capacitado para formular proyectos que respondan a las exigencias del SNIP, ya que su banco de proyectos muestra un gran porcentaje de proyectos rechazados (en relación con los declarados viables), así como una fuerte concentración de proyectos a nivel de perfil, lo que significa que son muy pocos los proyectos de magnitudes superiores que alcancen niveles de estudios como prefactibilidad y factibilidad. En este sentido, es importante señalar que los gobiernos locales y regionales cuentan con el canon minero, una fuente de ingresos importante para la inversión en turismo. Las transferencias por este concepto podrán utilizarse exclusivamente para el financiamiento o cofinanciamiento de proyectos de inversión u obras de infraestructura de impacto regional y local.

En suma, la ejecución de proyectos de inversión pública relacionados al turismo se ve retraída por la falta de capacidades de los actores responsables. Sin embargo, la existencia del Fondo para la Promoción y Desarrollo Turístico Nacional y la organización de los foros macrorregionales por parte del VMT son un medio para conseguir cofinanciamiento de los proyectos incorporados en el Plan Multianual de Inversiones.

B. Tendencias del mercado
El arribo de turistas extranjeros entre 2002 y 2007 ha venido creciendo sostenidamente a un ritmo de 13% anual. El gasto promedio de cada visitante fue, en 2007, US $983 dólares. Esto hace que sea prioritaria la apuesta del Estado por desarrollar intereses especiales de viaje —como el turismo rural comunitario, observación de aves, gastronomía, surf—, llegando a espacios no tradicionales y asegurando una mejor distribución de los ingresos por turismo hacia la población (Gráfico 1).

Gráfico 1: Evolución de arribos y divisas

En la competencia internacional, se puede afirmar que el Perú, al ser un destino de larga distancia con respecto a los principales emisores, compite con otros destinos también lejanos pero que se ubican en otra parte del mundo y además poseen una oferta turística muy similar. De esta manera Promperú, en el estudio “Competencia del Perú en Turismo Receptivo”, elaborado en el 2008, identifica a nuestros competidores y su evolución en los últimos años (Cuadro 1).

Cuadro 1: Llegadas internacionales e ingreso de divisas en destinos competidores


En América Latina, si bien Perú posee un menor número de turistas receptivos que Chile, su ingreso de divisas es mayor. Lo inverso sucede entre Perú y Colombia. Así, el Cuadro 2 ordena a los países de la región según la cantidad de turistas que atrajo durante 2007. Con ello, se puede observar que el Perú posee un fuerte crecimiento en la atracción de turistas extranjeros en relación con el resto de países de la región.

Cuadro 2: Llegadas internacionales e ingreso de divisas en Latinoamérica


Para profundizar acerca de la situación de la industria turística del Perú frente a otros destinos, Promperú (2008) realizó un análisis comparativo sobre la posición del Perú frente a otros países de la región, el cual se resume en el Cuadro 3. Dado el número de llegadas internacionales en 2007, se deduce que el Perú podría presentar problemas en dos aspectos principales de cara al turismo receptivo: establecimientos de hospedaje y conectividad. Ya que estos aspectos dependen, en última instancia, de una decisión empresarial, se debe trabajar coordinadamente con miras a mejorar las posibilidades de inversión en el país y revertir estas debilidades.

Cuadro 3: Análisis comparativo de la posición del Perú frente a países de la región

De acuerdo con la segmentación de mercados de Promperú, el 39% de los turistas busca actividades relacionadas a nichos específicos o segmentos multitemáticos ligados a experiencias (vivenciales), mientras que el resto se interesa por visitar iconos en circuitos tradicionales. De este modo, las actividades de nichos y multitemáticos tienden a ser más especializadas, por lo que además de atraer turistas con un mayor gasto promedio, poseen una mayor adaptabilidad a los servicios. Así, se podría afirmar que estas características generan que la inversión pública en recursos destinados al turismo especializado sea menor que la dirigida al turismo tradicional (Gráfico 2).

Gráfico 2: Segmentación del mercado turístico en el Perú

En la identificación del perfil del nuevo turista extranjero, Promperú encontró que este busca nuevas experiencias y crecimiento personal. Además, necesita sentir que descubre civilizaciones antiguas y tener un alto contacto con la naturaleza. Estos exploradores, quienes generan opinión en su grupo, tienen mente abierta y positiva, consideran que los viajes son importantes en sus actividades y poseen un alto nivel de educación. Es decir, el turista actual busca experiencias. Por otra parte, ante la necesidad de desconcentrar la demanda, Promperú propone estrategias dirigidas al turismo interno con promoción de viajes en temporadas bajas.

Ante ello, es importante observar que este nuevo perfil del turista se encuentra acorde con nuevas tendencias internacionales, como son el crecimiento de los viajes Long Haul (5,4% anual durante el periodo 1995-2020 según FutureBrand), la preferencia creciente de estadounidenses por los viajes a Sudamérica, debido al alza del euro (OMT Perspectivas, 2008) y el crecimiento de viajes sin intermediarios (60% en 2006 y con un incremento del 3,6% anual desde 2001).

Con el fin de optimizar los recursos en la estrategia de marketing y promoción turística, Promperú clasifica los mercados en prioritarios, potenciales y exploratorios, sobre la base de la demanda actual y potencial de los turistas receptivos en el Perú. El Cuadro 4 muestra esta clasificación para 2008.

Cuadro 4: Clasificación de los mercados emisores para 2008

En este contexto, dada la necesidad de conectar los perfiles de la demanda turística con las inversiones en oferta turística, será necesario analizar en qué medida se conectan las inversiones del Plan Multianual de Inversiones en Proyectos de Desarrollo Turístico con los segmentos estratégicos identificados por Promperú. Sin embargo, antes de ello, es necesario recalcar que Copesco, brazo estatal para ejecutar infraestructura en turismo, debe sortear varias barreras para realizar estas inversiones. Y es que una parte de los costos fijos (burocráticos) que se deben afrontar para realizar esta estructuración es similar para todos los proyectos, sin importar su tamaño. Así, este hecho promueve que se planee invertir en proyectos más integrales cuyo rédito justifique incurrir en estos altos costos fijos. En este sentido, es vital contar con la jerarquización de los recursos turísticos para obtener más y mejores herramientas de análisis al momento de optimizar inversiones, de tal manera que se pueda afrontar el reto de diseñar inversiones óptimas de cara a las nuevas tendencias del mercado.

 

2. Competitividad Turística

El Perú debe conformar productos óptimos y competitivos procurando la inversión más adecuada y rentable. Por ello, contar con más turistas y poseer abundantes recursos con potencialidad no es suficiente para afirmar que un destino como Perú es competitivo. Los modelos propuestos sugieren que estos recursos sean gestionados por industrias competitivas capaces de innovar y mejorar continuamente sus productos y servicios por encima de los estándares internacionales. Así, un país será próspero en la medida que cuente con una masa significativa de empresas competitivas en una o varias industrias, por lo que la competitividad debe entenderse en términos de industrias o sectores y no en términos de una nación.

En este contexto, debe señalarse que para que la industria del turismo llegue a ser competitiva a escala mundial se requieren acciones conjuntas entre las empresas privadas y los distintos niveles de gobierno. Así, para reflejar estas relaciones, Porter señala que existen cuatro ámbitos fundamentales —las características de la demanda, las condiciones de la producción, los sectores conexos y de apoyo (clusters), y los factores que determinan a las empresas del sector— que explican por qué las empresas innovan y se mantienen competitivas en determinadas industrias o sectores. Bajo esta metodología, se realizó un ejercicio con el fin de conocer la contribución del sector público a la competitividad de las empresas del sector (Gráfico 3).

Gráfico 3: Industria turística en el Diamante de Porter

Las acciones del Mincetur para mejorar la competitividad se intensifican en dos elementos del diamante: “condiciones de los factores de producción” y “características de la demanda”. Sin embargo, su rol facilitador y promotor de la competitividad empresarial le otorga presencia en el resto de ámbitos para mejorar la competitividad. En el Cuadro 5 se detallan algunas de las acciones del Estado que vienen contribuyendo a la generación de competitividad.

Un aspecto considerado como el factor central de la competitividad es la calidad de los servicios turísticos. Para ello, Mincetur cuenta con el Plan Nacional de Calidad Turística del Perú—el cual está priorizando la elaboración de manuales de buenas prácticas—, la normalización de los servicios turísticos, el desarrollo del Programa de Conciencia Turística y la implementación de los contenidos educativos del Proyecto Fortalecimiento Integral del Turismo en el Perú (FIT Perú).

Cuadro 5: Acciones del estado para generar competitividad en el Sector Turismo

La seguridad también juega un rol importante en la competitividad del sector. El Perfil del Turista Extranjero 2007, elaborado por Promperú, señala que si bien el nivel de satisfacción (97%) y el grado de recomendación del Perú (87%) son bastante alentadores, un 12% de los turistas mencionó que recomendaría el Perú, pero con cierta reserva debido a la delincuencia e inseguridad. En el Perú, los problemas relacionados a seguridad turística se resumen en: delincuencia común en ciudades soportes, accidentes y asaltos de buses interprovinciales en carreteras y reclamos sociales.

Por otro lado, con el fin de mejorar la competitividad de las MYPE turísticas es necesario que el sector público tenga un rol normativo, promotor, facilitador, concertador y descentralizador que ayude a superar las inequidades en el acceso a los servicios y las imperfecciones en los mercados a los que se enfrentan las MYPE. Este rol del estado se fundamenta en la siguiente base legal: Ley MYPE 28015, Ley de Promoción del Desarrollo Económico y Productivo (Nº 28304), Ley Orgánica de los Gobiernos Regionales (Nº 27867) y Ley Orgánica de Municipalidades (Nº 27972).

Existe una importante gama de empresas que ofertan bienes y servicios que potencialmente pueden ser considerados como turísticos, aunque una parte de estas empresas, como algunos restaurantes, no consideran pertenecer al Sector Turismo. En este contexto, de acuerdo con los datos de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (2005), si se considera a todos los bienes y servicios potencialmente turísticos, se estima que prácticamente la totalidad de las empresas vinculadas al sector Turismo son MYPE. Así, el sector representaría el 36% de las 659.046 MYPE formales. Cabe resaltar que existen varios factores que limitan el desarrollo de la productividad y competitividad de las MYPE: desarticulación empresarial, informalidad, limitadas capacidades gerenciales, falta de acceso a la información, uso inadecuado de tecnologías, escasas capacidades operativas, bajo nivel del capital humano y dificultad de acceso al financiamiento.

De acuerdo con el índice de competitividad para el sector turismo elaborado por el Foro Económico Mundial para el 2008, en América Latina el destino turístico que presenta una mayor posición competitiva es Costa Rica. Perú, por el contrario, tiene aún una presencia reducida a nivel regional y se encuentra en una posición poco competitiva (puesto 70), pero mejor que el año anterior.

 

1. Oferta y Demanda Turística

A. Oferta Turística

El legado patrimonial que ha dejado la historia por todo el territorio del Perú es muy rico y abundante. Perú es uno de los países con más patrimonio histórico-cultural del mundo, hecho que está constatado por la UNESCO a través de los muchos bienes declarados Patrimonio de la Humanidad por esta organización internacional. A lo largo de todo el territorio encontramos ciudades, monumentos, paisajes culturales de envidiable valor histórico-cultural y áreas naturales protegidas. Algunas de las razones que muestran al Perú como un destino turístico con enorme potencial se basan en los siguientes hechos:

- El Perú es considerado uno de los siete focos originarios de cultura en el mundo.
- Existen más de setenta sitios arqueológicos considerados de uso turístico.
- El Perú es uno de los doce países mega diversos.
- El Perú cuenta con lugares aptos para la práctica de deportes de montaña, así como con playas para la práctica de surf.
- El Perú cuenta con once lugares inscritos en la lista de patrimonio de la humanidad UNESCO: Parque Nacional Río Abiseo, Parque Nacional Huascarán, Sitio arqueológico de Chavín, Zona arqueológica de Chan Chan, Centro Histórico de Lima, Santuario Histórico de Machu Picchu, Ciudad del Cusco, Líneas y geoglifos de Nasca y de Pampas de Jumana, Parque Nacional del Manu, Centro Histórico de Arequipa y la isla de Taquile en el Lago Titicaca.

Por estas razones y dado el interés en adecuar la oferta turística, infraestructura y comercio de estos destinos emergentes en verdaderas opciones turísticas de calidad, Perú se debe presentar como un destino diverso y renovado. El patrimonio peruano es único en el mundo y en la medida en que el patrimonio se revalorice se posicionará cada vez más como destino turístico. Sin embargo, la competencia del destino Perú dentro del contexto turístico internacional todavía es muy pequeña. Además, su lejanía frente a los grandes focos emisores condiciona su posición en el mercado respecto a la competencia y a la concurrencia.

Para subsanar esta amenaza, la visión de producto–segmento debe enriquecerse con criterios espaciales; es decir, el ordenamiento territorial debe responder a las necesidades de diversificar la oferta turística para ampliar la estadía del turista con distintos intereses de viaje. Específicamente, desde el estudio de Monitor (1994), se viene advirtiendo sobre la necesidad de diversificar la oferta turística hacia naturaleza y aventura, mientras que el Plan Maestro de Desarrollo Turístico Nacional–JICA alertó sobre la necesidad por desarrollar los productos mixtos.

Los primeros análisis se enmarcan en las tres macrorregiones (Norte, Centro y Sur) como referencia para caracterizar los distintos recursos turísticos del país (Cuadro 6). Esto permitirá entender el comportamiento diferencial de cada parte del país según sus características territoriales, según la orientación de sus principales productos turísticos y según sus intereses especiales de viaje.

Sin embargo y al margen de esta delimitación geográfica del diagnóstico, una macrorregión o una región concreta no opera actualmente como destino turístico. Por este motivo se considera oportuno validar estos análisis según la realidad de los destinos comercialmente operativos del Perú (Gráfico 4), áreas que focalizarán los ámbitos de actuación del Plan.

Además, la reforma del sector público y el proceso de regionalización en curso modifican la organización y funciones de los ministerios, introduciendo cambios en el Estado. Los nuevos niveles de autonomía y la gradualidad del proceso exigen precisiones y redefiniciones de roles y competencias en los diversos organismos del gobierno, así como de los sistemas de gestión que están aún por caracterizarse. Así, la participación ciudadana está generando espacios de discusión que implica un mayor desarrollo de los destinos, los mismos que deben ser priorizados dentro de procesos adecuados de planeamiento estratégico.

Cuadro 6: Caracterización de los destinos de las macrorregiones del Perú

 

Por todos estos motivos y de acuerdo con las tendencias internacionales en planificación turística, el actual concepto de destino supera la visión tradicional de región o macrorregión turística y más bien considera además del desarrollo turístico en un territorio, las necesidades, capacidades y funciones propias de la gestión de las actividades de manera integral.

I. Destinos de la macrorregión Norte:
Aunque presenta un flujo de turistas menor al de la región Sur, la potencialidad de esta oferta se presta para desarrollar una mayor variedad de intereses especiales de viaje. Por una parte, si se toma en cuenta las once ecorregiones del Perú clasificadas por Antonio Brack, se puede comprobar que la Norte concentra diez de ellas, de las cuales cuatro son exclusivas de esta región: mar tropical, bosque seco ecuatorial, páramo y bosque tropical del Pacífico, configurando una flora y fauna de especial atracción. En este contexto, esta macrorregión puede satisfacer tanto el turismo de naturaleza convencional, basado en paseo por ríos y bosques, como el especializado, enfocado en la observación de determinadas especies de la flora y fauna. Así, cuenta con una de la áreas naturales protegidas más grandes del Perú: Pacaya-Samiria, así como otras áreas de exclusiva flora y fauna: Parque Nacional del Río Abiseo, Santuario Nacional Manglares de Tumbes, Área de Conservación Privada Abra Patricia, etcétera. Por otra parte, sus playas se han posicionado para satisfacer el turismo de sol y playa, así como el de deportes de aventura, sobre todo surf en playas como Máncora, Lobitos, Órganos, Cabo Blanco y Huanchaco, entre otras. Por último, en la zona se puede destacar el segmento de Cultura no solo por los museos y arqueología (Museo Arqueológico Bruning, Museo Tumbas Reales Señor de Sipán, Museo Nacional de Sicán, Museo de Sitio Túcume, Kuelap, Ciudadela de Chan Chan), sino también por la gastronomía, el turismo rural comunitario, el termalismo y el chamanismo.

II. Destinos de la macrorregión Centro:
En cuanto al segmento de naturaleza, esta macrorregión contiene cinco de las once ecorregiones identificadas por Brack. Destacan el bosque tropical amazónico —que comprende la amazonía por debajo de los 800 m.s.n.m—, los nevados (Cordillera Blanca y Cordillera Negra, Pastoruri, Callejón de Huaylas, Cordillera Huayhuash), el Parque Nacional Yanachaga Chemillén, la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas, y la Reserva Comunal Yanesha.
Entre todos sus destinos destaca la ciudad histórica de Lima al ser la capital y el principal hub de todas las actividades turísticas del país. En cuanto al segmento de naturaleza inciden con especial interés las lagunas de Llanganuco y Paca, los baños termales de Churín, el bosque de piedras de Huallay, el valle del Mantaro, el canotaje en el río Santa y en el río Cañete, y las actividades de trekking y andinismo en Huayuash y en el Callejón de Huaylas. Por el lado de cultura destacan el sitio arqueológico Wilcahuain, la artesanía de Shipibo, Caral, las manos cruzadas de Kotosh, Pachacamac, así como el turismo rural comunitario y las culturas indígenas de los colonos en Pasco y Huánuco.

III. Destinos de la macrorregión Sur:
Esta macrorregión abarca la mayor extensión de la ecorregión Puna, la cual es casi inexistente en el Norte. Así, esta ecorregión que comienza entre los 3.500 y 3.800 m.s.n.m y alcanza las zonas más altas del Perú, es la única que tiene sabana de palmeras en las Pampas del Río Heath (frontera de Madre de Dios con Bolivia), con excelente futuro para las actividades de ecoturismo y turismo científico, según Brack. Además existen otros lugares como el Parque Nacional del Manu y la Reserva Nacional Tambopata, aprovechados para la observación de flora y fauna. En cuanto a deportes de aventura destacan el río Urubamba, los Caminos del Inca y el Cañón del Colca, entre otros. Estos lugares se han posicionado más fuertemente dentro del segmento de cultura (arqueología y culturas vivas), pero presentan también un alto potencial en los campos anteriormente señalados. Además, existe un importante turismo fronterizo, a través del corredor Tacna-Moquegua, básicamente comercial.

Gráfico 4: Principales destinos comercialmente operativos en el Perú

Artesanía
En términos turísticos, la artesanía generalmente complementa el motivo de viaje ligado a un interés cultural. Se trata de un vehículo que genera indudables beneficios para las comunidades artesanas, con mínima participación de intermediarios y, por tanto, considerado de sumo interés para el país. Según Promperú (2007), más del 90% de los turistas culturales que vienen al Perú compran artesanías durante su viaje, entre las que destacan prendas de vestir como chompas, gorros y chalinas (69%), artículos de piel de alpaca (44%), cerámicas (40%), joyería (36%) y tapices (26%). Asimismo se precisa que el visitante, al momento de elegir una artesanía, busca lo más representativo de la cultura del lugar y variedades y estilos propios.

Cabe resaltar que se debe mejorar la conexión entre valor de la artesanía y la experiencia de viaje. En este sentido, los estudios sobre artesanía no analizan directamente su vínculo con el turismo, como sí lo hacen con respecto a las exportaciones.

Por último, de acuerdo con un diagnóstico de la artesanía de 2001, se observa un mayor número de regiones y talleres dedicados a la producción de líneas textiles en la producción artesanal del Perú. Por su parte, las líneas no metálicas artesanales tienden a producirse en pocos talleres y ninguna región produce solo líneas metálicas artesanales. Sin embargo, se debe resaltar que a la fecha la situación de la artesanía en las regiones ha cambiado, por lo cual se espera que el resultado del Registro Nacional de Artesanos (RNA) pueda actualizar la lectura de estas tendencias artesanales.

Planta Turística
Desde la década de los sesenta, el Perú carece de una planta turística adecuada para el desarrollo del turismo. Desde hace algunos años la planta hotelera ha venido incrementándose debido a inversiones de cadenas nacionales e internacionales —tanto en áreas urbanas como rurales—, permitiendo la aparición de ecolodges, los cuales facilitan prácticas especializadas de turismo. Por otro lado, el paulatino desarrollo y posicionamiento de nuestra gastronomía viene generando la apertura de importantes y atractivos restaurantes que ofrecen la diversidad de nuestra cocina. Sin embargo, y pese a todos estos esfuerzos, actualmente la planta turística del país se considera insuficiente en cantidad y calidad. Basados en las estadísticas sobre Capacidad de Oferta de Establecimientos de Hospedajes (Ogie/Mincetur) se ha podido llegar a las siguientes aproximaciones:

I. Destinos de la macrorregión Norte:
Se puede observar que la planta hotelera alcanza el 24% del total nacional y el 28% de los hospedajes categorizados. Además cuenta con un creciente número de albergues y ecolodges. Asimismo, existen señales de inversión turística en los destinos de sol y playa.

II. Destinos de la macrorregión Centro:
Esta macrorregión representa el más bajo porcentaje de infraestructura hotelera en el ámbito nacional (el 20% del total nacional y el 14% de los hospedajes categorizados) y, de este total, un 79% está concentrado en hoteles de 1, 2 y 3 estrellas.

III. Destinos de la macrorregión Sur:
Por su parte, el Sur cuenta con el 28% de la infraestructura hotelera en el ámbito nacional y 38% de los hospedajes categorizados), superando por muy poco a Lima Metropolitana y Callao. Es decir, presenta la mejor oferta de hospedaje a nivel nacional, concentrada principalmente en Cusco y Arequipa.

En este sentido, es importante recalcar el rol de centro emisor-receptor de Lima Metropolitana y Callao. Su particularidad en este esquema es la concentración de inversión, infraestructura y equipamiento de servicio, que supera ampliamente al resto del país.

 

B. Demanda Turística

Para desarrollar adecuadamente el diagnóstico de Perú como destino turístico resulta esencial una caracterización de la demanda que permita conocer las necesidades, los hábitos de viaje y el grado de satisfacción de la gente que nos visita. Se requiere conocer las necesidades y las deficiencias que detectan nuestros visitantes en el destino para responder a ellas con las acciones de mejora pertinentes e integrarlas en el modelo de desarrollo turístico. No obstante, el conocimiento sobre el comportamiento de la demanda ha de ser monitoreado periódicamente. De este modo, se pueden detectar las tendencias del mercado a lo largo de los años respecto a nuestra oferta como destino turístico y reajustar el modelo turístico en función de las necesidades de la demanda.

Los datos del Perfil del Turista Extranjero 2007 advierten que el mayor porcentaje de turistas actuales y potenciales del Perú están interesados en realizar actividades de diferentes segmentos (multisegmento), es decir combinando cultura y naturaleza. El principal medio de información es Internet y buscan viajes participativos. No quieren ser turistas que observan desde la ventana sino que buscan experiencias y actividades nuevas.

El turista receptivo es en la mitad de los casos latinoamericano, aunque las tendencias están favoreciendo el mercado de EE.UU., Reino Unido, Japón, Francia, Alemania y España, como mercados prioritarios.

Algunos estudios de Promperú, Perfil del Vacacionista Nacional 2007 (que viaja por recreación), definen también con mayor exactitud cómo es el turista nacional. La mayoría de los viajeros suele buscar información durante el viaje; el viaje lo hacen principalmente por vía terrestre; predominan los viajes en grupo familiar (padres e hijos) y en grupo de amigos (sobre todo jóvenes). Los viajes son motivados por la búsqueda de descanso, relax y salir de la rutina, asimismo el clima y el paisaje natural influyen en la elección del destino.

Por último, para realizar este diagnóstico de demanda es imprescindible considerar el flujo de turistas a los distintos destinos turísticos del país. Ya que la estadística para medir la llegada de turistas hacia los recursos turísticos está incompleta, se ha analizado la llegada hacia las regiones a través de los reportes de pernoctación de los hoteles.

I. Destinos de la macrorregión Norte:
El turismo interno es su principal demanda, representa el 19% del país y supera a todas las otras dos macrorregiones. En turismo receptivo, con un 6%, tiene poca participación en relación a la macrorregión de mayor demanda, que es la Sur.

II. Destinos de la macrorregión Centro:
Presenta el porcentaje más bajo en demanda de turistas, a pesar de su proximidad a Lima Metropolitana, que es el primer centro emisor. Su principal demanda viene del turismo interno, con un 11%. Posee el número de arribos internacionales más bajo, alrededor de 1%.

III. Destinos de la macrorregión Sur:
Las ciudades más visitadas por el turista receptivo están ubicadas en esta parte del país. Concentra un 46% del turismo receptivo y tiene un 18% del turista interno en el ámbito nacional.

 

 

2. Gestión e Institucionalidad

En el plano nacional, si bien el Sector Turismo no está explícitamente considerado una política prioritaria en el Acuerdo Nacional, está implícitamente en las políticas de “Afirmación de la Identidad Nacional”, “Desarrollo sostenible y gestión ambiental” y “Desarrollo de Infraestructura y Vivienda” y en el “Proyecto de Ley General”, ya dictaminado. Así, en el ámbito sectorial, son hitos importantes la creación del Viceministerio de Turismo en 1998 y el inicio del Pentur en 2004. A continuación, se describe el estado institucional al interior del sector Turismo.

La institucionalidad en el sector Turismo está conformada en la actualidad por tres espacios de coordinaciones público–privadas en el ámbito nacional: Comité Fondo Especial Ley 27889, Consejo Directivo Promperú (DS 009-2007– Mincetur), Comité Consultivo de Turismo – VMT (Ley 26961, Ley para el Desarrollo de la Actividad Turística (1998), siendo este último de mayor relevancia. Sus funciones son las de desarrollar el producto turístico, impulsar la promoción turística y brindar asesoría al Mincetur, respectivamente. Cabe destacar que estos espacios incluyen representantes de cada una de las macrorregiones. Si bien la institucionalidad en los ámbitos regional y local presenta avances muy desiguales, esta tiende a formar mesas de coordinación entre públicos y privados para la elaboración e implementación de planes regionales de turismo (Pertur).

I. Destinos de la macrorregión Norte:
Existe el Consejo Noramazónico de Turismo (CNAT), el cual está conformado por los Consejos Regionales de Turismo (CRT). Estos últimos están en vías de lograr un nivel organizativo adecuado que incorpore herramientas concretas, como reglamentos internos y planes operativos. Cabe destacar la consolidación del “Comité de Turismo de Aves y Naturaleza - CONAVE” en 2008, el cual está integrado por los representantes públicos y privados del CNAT, así como por diversos operadores privados especializados en el turismo de naturaleza. SNV — Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo — y GTZ —Cooperación Alemana al Desarrollo— acompañan este proceso.

II. Destinos de la macrorregión Centro:
El motor de la integración interregional que fomentó mecanismos de coordinación pública y privada es el Programa de Desarrollo Alternativo en las áreas de Pozuzo-Palcazú (Prodapp), a través del cual se creó la Comisión Multisectorial del Producto Selva Central, que integra a Junín, Pasco y Huánuco. Esta comisión y otros gremios buscan integrar, junto a Ancash, Ucayali y Lima Provincias, el Comité Consultivo de la zona turística Centro.

III. Destinos de la macrorregión Sur:
En la Macrorregión Sur, en Arequipa, Puno y Tacna se han creado Organizaciones de Gestión de Destino (OGD), mientras que Moquegua y Cusco están en este camino. Por su parte, Apurimac, Madre de Dios e Ica tienen planes de hacer lo propio. En este sentido, la ONG Swisscontact canaliza cooperación internacional de Suiza para el fortalecimiento institucional de estas organizaciones (excepto en el caso de Ica). A través de esta se promovió de manera conjunta el Circuito Turístico Sur: “Rutas Mágicas del Sur”. Cabe destacar que ante el reclamo de algunos gremios que no se sienten representados por estas organizaciones, se está llevando a cabo un fuerte proceso de reflexión acerca de su evolución.

En todo este contexto, si bien es verdad que actualmente el país cuenta con diferentes modelos de organización de los actores vinculados al Sector Turismo (CRT en las zonas Norte y Centro, y OGD en el Sur), Pentur promueve consolidar estos grupos de trabajo y establecer un ente gestor por destino.

 

3. Sostenibilidad Turística: Ambiental y Social

El turismo representa una alternativa real y potencial de desarrollo por sus reconocidos beneficios en el área económica, ambiental y social. En esta lógica, mientras que la Cuenta Satélite de Turismo se preocupa por el impacto económico del turismo, este apartado se enfocará en otros dos aspectos clave: el ambiental y el social.

Dentro del sector Público, a pesar de que existe una Política Ambiental de Turismo aprobada por R.M. Nº 195-2006-Mincetur-DM, se observa una insuficiente regulación en materia de turismo y ambiente, por lo cual actualmente se puede construir infraestructura hotelera sin contar con medidas obligatorias de prevención y mitigación ambiental (emisiones, efluentes, residuos, impactos de flora y fauna, entre otros).

Una de las dificultades para exigir obligaciones específicas a los prestadores de servicios turísticos en materia de evaluación de impacto ambiental, es que no se cuenta con el Reglamento de Ley del Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (Ley Nº 27446 publicada en abril del año 2001) y desde el Mincetur no se ha aprobado el Reglamento Ambiental para el Desarrollo de la Actividad Turística.

Es necesario fortalecer los mecanismos de coordinación interinstitucional entre el Mincetur, Gobiernos Regionales y Locales, Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp), Instituto Nacional de Cultura (INC), entre otros, a fin de promover la planificación de los destinos turísticos y el desarrollo de la actividad turística en áreas ligadas al recurso naturaleza y cultura, tales como las áreas naturales protegidas y su zona de amortiguamiento, las áreas conservación regional, bosques en tierras de protección y bienes inmuebles que integran el patrimonio cultural de la nación y sus áreas circundantes. Estas acciones permitirán garantizar la sostenibilidad ambiental de los recursos y del turismo en dichos lugares.

Otro aspecto importante es la promoción de incentivos al sector privado para la adopción de tecnologías limpias, ya que el desarrollo de la actividad turística está íntimamente relacionado con el recurso paisaje (natural o cultural) y depende de la calidad de estos recursos.

Por último, es necesario seguir capacitando y sensibilizando a los actores de los diferentes niveles de gobierno (nacional, regional y local), al sector empresarial y a la ciudadanía en general, sobre la importancia de la conservación del ambiente, en especial en destinos turísticos. Esto permitirá promover inversiones que tomen en cuenta criterios ambientales y conductas con responsabilidad ambiental. En cuanto al impacto social de la actividad turística, se están trabajando dos proyectos:

 

—Explotación Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes (ESNNA)

ESNNA es la explotación sexual de la niña, niño o adolescente, mercancía negociable a cambio de una transacción monetaria o especies. La ESNNA relacionada al turismo ocurre cuando se permiten tours organizados con este propósito (Cuadro 7). Pentur insta a evitar este fenómeno, en pos de no dar lugar en el Perú al turismo sexual organizado.

Cuadro 7: Marco de referencia de ESNNA

 

—Turismo rural comunitario (TRC)

El Viceministerio de Turismo viene impulsando en los últimos años el TRC debido a la gran presencia de culturas vivas en nuestro país, lo que  nos genera una ventaja comparativa importante frente al gran mercado internacional. De esta manera, en noviembre de 2007 se llevó a cabo el “I Encuentro de Turismo Rural Comunitario” en la ciudad del Cusco, con el fin de sensibilizar a los diferentes actores públicos y privados en esta modalidad de turismo. Si bien el TRC genera impactos positivos en lo económico, también su impacto social es importante, ya que mantiene una vinculación estrecha con la vida de la comunidad. Así, la llegada de turistas puede ayudar a mantener y mejorar la infraestructura y servicios locales como carreteras, transporte público, comercio y servicios públicos, entre otros.

 


Conceptos Clave / Introduccion / Antecedentes / Visión, Misión y Valores / Políticas turísticas / Modelo Turístico Estratégico / Objetivos / Descripción turística del Perú / Diagnóstico FODA / Líneas de Acción Operativas / Evaluación y seguimiento / Conclusión / Descargar Documento PENTUR
Calle Uno Oeste N 050 Urb. Córpac - San Isidro - Lima Perú - Central Telefónica: 513-6100.
Funcionario Responsable de brindar la información requerida por los ciudadanos (Ley 27806): Sra. Lucy Margot Chafloque Agapito - Directora General de Oficina General de Administración.
Copyright 2013 Oficina de Informática - MINCETUR Todos los derechos reservados.